Oculus Quest 2 y el Simracing

Con 3 semanas cumplidas con el último visor de Oculus (Facebook) en mi poder, tras decenas o cientos de pruebas hechas en todas las combinaciones que se me han ocurrido y con 3 carreras disputadas íntegramente con el, creo que ya tengo la suficiente información y confianza para redactar este post sobre las Oculus Quest 2 y el Simracing.

Aclarar que mi opinión se debe a mi postura frente al simracing, hecha desde la perspectiva de un piloto virtual que aspira a pasárselo bien en competición intentando conseguir la máxima inmersión y sensaciones, antes que el puro rendimiento competitivo, es más, me atrevo a decir tras estos 15 años en Racing Online Club, que es una de las posturas más generalizadas dentro de la comunidad.

Nada más hay que ver como poco a poco la parrilla se va llenado de visores, para ver que en nuestra filosofía concreta acerca del simracing, la VR poco a poco se va a ir haciendo el hueco que se merece.

Pole de Quest 2 en Simpracing

Primera Pole de unas Quest 2 en Racing Online Club

Y empiezo así, dejando las cosas, objetivos y filosofías definidas, porque quiero que quede claro que se, sin lugar a dudas, que hoy por hoy el mejor equipo para competir a nivel profesional todavía pasa por un cockpit con 3 monitores y diversos periféricos “reales” de alta gama, pero.. ¿Y si buscamos sensaciones e inmersión? En ese caso de nuevo no tengo dudas, porque la Realidad Virtual es la mejor experiencia que puedes experimentar a día de hoy.

Me inicié en la VR con las Oculus Rift CV1 hace poco más de 3 años y he disfrutado mucho de ellas, de hecho, disfruté hasta la última carrera que las usé, pero ya me había saltado el paso a las Rift “S” y vi en el nuevo visor “All in one” de Oculus, la oportunidad de dar ese paso a un precio más que atractivo.

Porque no nos engañemos, si te sobra la pasta y quieres la mejor opción para el simracing en VR, lo mejor es hacerte con unas HP Reverb G2 que prometen ser un visor espectacular, pero claro, a exactamente el doble de precio (700€) que las Quest 2 (350€). Y eso sin olvidar que, con mi hardware actual (GTX 1080) difícilmente pueda exprimir esas G2, mientras que con Quest2 al menos mientras estén limitadas por Oculus, puedo mejorar la experiencia de mis CV1 sin tener que cambiar ni una sola pieza de mi PC.

¿Se pueden usar las Quest 2 para Simracing? Por supuesto que si.

Y no voy a entrar en si hay matices o no, es un SI rotundo y lo digo desde la experiencia de correr con CV1, con varios compañeros compartiendo visor, otros con Rift S y hasta un par de Lenovo Rebelder Explorer. Todos hemos disfrutado del visor que nos ha tocado llevar, aunque también han habido bajas en el camino, como gente que no pudo con los mareos o con el SDE,  los que hemos seguido hasta el fina lo hemos disfrutado como enanos, de eso estoy seguro.

¿Acaso un Haas no es un Fórmula 1?

Simracing inmersionPues claro que si, aunque obviamente es mejor competir con un Mercedes, todos y cada uno del resto de coches en la parrilla, siguen siendo todo un Fórmula 1.

Con Quest 2 tanto por Oculus Link (Cable al PC) como por Virtual Desktop (Por Wifi sin cables) se puede disfrutar, y mucho, del simracing, con más calidad que con unas Oculus CV1 y con posibilidades de mejora en un futuro (Cuando a Facebook le de por empezar a soltar los caballos)

¿Con cable o sin cable?

He probado ampliamente ambas opciones y para la mayoría de juegos prefiero la VR sin cables. Con una conexión Wifi de 5Ghz se puede competir sin una latencia que pueda ser perceptible, concretamente entre 30 y 40 milisegundos.

Ya tengo las pruebas hechas con el router y el Virtual Desktop para el modo inalambrico y pronto tendréis el debate de turno en nuestro Foro de Realidad Virtual sobre como configurarlo todo.

En mi caso uso un router Wifi6, el  Xiaomi AX1800 que recomienda en estos momentos el gran AlehandoroVR, al que quiero aprovechar para enviar un saludo desde aquí y agradecerle todos sus consejos y recomendaciones. Para mi es el tío más grande en la VR de habla hispana y no solo por sus conocimientos, si no por su dedicación, forma de comunicar y cercanía con sus Virtumaniacos.

Peeero…

Sinceramente para el Simracing recomiendo la conexión por cable con el Oculus Link (Original o compatible) ya que, aunque hoy en día tienes que toquetear mas cositas a mano y en archivos que con Virtual Desktop se hacen de una forma más intuitiva, tenemos el problema de la batería de serie de las Quest 2 dura aproximadamente 2 horas, lo que no nos da para una hora de entrenos cronometrados, mas otra hora de clasificación, más warmup, dos mangas de 30 minutos y la rueda de prensa, que a veces se nos va de las manos hasta las tantas…

De ahí que mi recomendación en estos momentos sobre Oculus Quest 2 y Simracing sea mediante Oculus Link, siguiendo los pasos que os dejo en este debate de nuestro foro para la mejor configuración de Oculus Quest 2 con rFactor 2.

Eso si, hasta el día que encontremos una mejor opción viable y económica para competir de forma inalámbrica, con baterías extra u otro método, porque liberarte de todas las ataduras es algo muy satisfactorio y más inmersivo si cabe.

Todos los accesorios de los que hablo y los que vaya probando la comunidad, os los pondremos en este debate del foro de Realidad Virtual para que los tengáis siempre a mano.

No quiero despedir este post sin rendir homenaje a mis queridas Oculus Rift CV1.

Oculus Rift Cv1

Mis más sinceros respetos para el visor más auténtico

Queridas CV1, hijas de Palmer, Brendan, Michael, McCauley y Mitchell, para mi seréis siempre las originales, las auténticas Oculus de pura raza, las que me iniciasteis y mostrasteis el maravilloso mundo de la Realidad Virtual del que quedé prendado para siempre.

Otros visores vendrán, con más resolución, definición, potencia… pero siempre tendréis un lugar especial en mi corazón y por supuesto en mi casa, de donde nunca os dejaré partir.

Descansad en paz en vuestra elegante caja original, ya habéis cumplido vuestro cometido con creces, son muchos los kilómetros recorridos, los mundos visitados y los zombis descuartizados. Es momento de descansar en el lugar de privilegio que os merecéis y espero casi con ansiedad, el día que os pueda volver a mostrar a mis nietos, cuando ellos me muestren sus visores de última generación, para que sepan como empezó todo y que sientan y comprendan de donde vienen sus juguetes de ahora, viendo cara a cara a las Diosas Originales, mis queridas para siempre, Oculus Rift.

Antes de cerrar dar de nuevo las gracias a AlehandoroVR por todo lo aprendido, tanto con mensajes directos como consultando su completa web sobre Realidad Virtual y a sus Virtumaniacos (Si, a todos, incluso a Bainas1979 😆) por tantos debates compartidos y baterías de preguntas que le he hecho, porque gracias a todos ellos estoy disfrutando de pleno con mis Oculus Quest 2 y el Simracing.

1 comentario

Leave a comment

Deja una respuesta