Foros Zona Abierta Foro de Realidad Virtual Consejos para sobrevivir al apocalipsis zombi de The Walking Dead S&S

  • Creador
    Debate
  • #11970
    JParra
    Organización

    Todos los consejos son sin spoilers

    Una vez terminado el juego, que he de decir que es muy recomendable, ya puedo compartiros estos consejitos que he ido recopilando a lo largo de las aproximadamente 16 horas que dura el juego. Ojo, 16 horas se cuentan en la historia lineal, sin contar reinicios, que los harás. A parte al acabar, al menos en el final que elegí yo, te deja poder continuar con tu supervivencia para acabar de recolectar objetos secretos, mejorar armas y demás.

    Comentar que yo lo jugué con las Oculus Rift CV1, en un i7 4770 con 16 GB de RAM y una GTX 1080, con un SuperSampling de 160% y me fue de fábula, muy detallado y fluido. Está muy bien optimizado

    Yo he tardado meses, pero porque lo he jugado así, a pequeños tramos de un día o dos (del juego) que vienen a ser de unos 20 minutos entre todo (prepararte, decidir, salir, explorar, volver,  reciclar y fabricar). Creo que por esto se ha adaptado bien a mi ritmo y disponibilidad, porque puedes dividir en pequeñas “minimisiones” toda la historia.

    Pues vamos allá con estos consejos que si bien no son “trucos” si que te ahorrarán tiempo canalizando tu esfuerzo en lo que de verdad importa

    1. Se puede compartir

    Es un juego para jugar solo, de pié o sentado, pero si eres aprensivo con los temas de terror, es buena idea jugarlo con un amigo. El sonido e imagen se refleja perfectamente en el monitor a pantalla completa y los tiempos de duración de cada misión van bien para hacer una cada uno. Así podrás charlar y echarle un poco de humor para afrontar la presión e intensidad del momento. Eso si, búscate un amigo legal, no de esos que te soplan o dan toquecitos para reírse un rato con tus sobresaltos, porque en este juego te puedes ganar un buen ataque al corazón.

    2. Es un survival, no un shooter

    Aunque eres libre de ir a tiro limpio y sin mirar con quien te metes, pronto aprenderás que no hay recursos que derrochar y que pasar desapercibido muchas veces es el mejor plan.

    3. Métete en el papel.

    Salvo que me esté leyendo un psicopata, la mayoría de gente no iría matando a la primera persona que se encuentra y que no constituye una amenaza, por el simple hecho de hacerlo. No lo hagas tu tampoco, intenta meterte en el papel de una situación donde ayudar hace amigos y posiblemente luego obtengas beneficios. Ir de asesino no va a cambiar el trascurso de la historia, pero seguramente te pierdas cosas que luego te cuesten entender o se queden sin explicación porque, como es obvio, aquí los muertos andan pero no hablan.

    4. Aprende a usar tu reloj

    Esto me costó de entender unas cuantas partidas y es importante saber que se restablece y como, a parte de conocer todos los indicadores.

    En el centro de la esfera de tu reloj hay un gráfico circular que gira en sentido anti horario, esta verde oscuro y se va rellenando de verde claro. Esto es el tiempo, digamos de un día en el juego. A mediodía suena un pitido para avisarte de que estas a la mitad, luego cuando falta un cuarto y al final suena la alarma de que se ha acabado el día y se hace de noche. Es cuando suenan las campanas y salen más zombis y más alterados, por lo que no es conveniente estar por ahí fuera.

    Al rededor de la esfera hay dos indicadores a modo de barras semicirculares.

    La barra de arriba te muestra la resistencia en blanco. La resistencia la consumes de correr, luchar o forcejear y se restablece al descansar.

    Esta misma barra se puede ver limitada por el hambre, a más correr y luchar o más tiempo por la ciudad. El hambre se tiene que ver como un limitador de la resistencia, a más hambre, más corta es la barra de resistencia. Si tienes mucha hambre no es conveniente ni entrar en peleas ni correr, porque cuando se cansa, no puede ni levantar los brazos y solo puedes dejar que te coman…

    Descansa unos segundos para recuperar resistencia y come alimentos en buen estado para restablecer el hambre y tener la barra de resistencia más grande.

    En la parte inferior está la barra de “vida”. Cuando estás en perfecto estado la barra está completa, si te atacan o disparan, esta barra se reduce como en cualquier otro juego y se recupera con vendas.

    Pero esta barra, al igual que la de resistencia, se puede ver reducida por la enfermedad. Hay zombis putrefactos (veras las moscas revolotear) que al reventarles la cabeza te salpican de verde y te pone enfermo (usa armas a distancia en estas ocasiones), del mismo modo que comer en mal estado también te hace enfermar, acortando la barra de vida. Hay situaciones en las que tendrás que comer lo que sea con tal de recuperar un poco de resistencia, pero por lo general es mejor no enfermar, ya que los medicamentos son más complicados de encontrar que la comida.

    OJO! Por muchas vendas que te pongas no rellenaras tu vida por encima de la parte de enfermo, la enfermedad pone tope a la barra de vida como la de hambre la ponía a la barra de resistencia. Toma medicamentos para restablecer tu salud de nuevo al 100%

    Además estar enfermo a parte de reducir tu % de vida, hará que tu personaje tosa de vez en cuando y puede que te delates en el peor momento.

    Usa vendas para recuperar vida y usa medicamentos para restablecer la enfermedad y tener la barra de vida al 100%

    5. Escucha el canal 47 de la radio

    Hay un canal donde pillas la emisora de “La Torre” que es una de las fuerzas paramilitares de la ciudad. En ella te dan datos de donde hay patrullas que es mejor evitar, donde se han encontrado medicamentos o armas. Así puedes elegir una localización para que tu excursión del día que te sea provechosa, de paso que avanzas la historia, pillas un botín o evitas patrullas militares.

    6. Prioridad 1, los medicamentos.

    La mochila no es infinita y al principio, antes de mejorarla, más bien pequeña, por lo que si tienes que dejar algo en el camino, que no sean medicamentos. Es lo que más noté en falta en el juego, incluso viajando donde sabes que hay una entrega, conseguirás un par de frascos con suerte.

    7. Segunda prioridad, la madera.

    Los “trozos de madera” como los llama el juego son de lo que más necesitarás para mejorar las mesas. En un principio me centraba en recoger simples troncos que te encuentras, bastante escasos, pero luego aprendí (examinando los objetos) que hay más madera en otras partes. Por ejemplo los paquetes de tabaco llevan madera, los zapatos viejos y ciertos adornos de casas que en un principio no te detendrías a recoger, pero que luego poco a poco hacen un buen botín.

    También hay una forma de pillar un buen montón de madera, cuando rompes ciertas barreras que impiden tu paso a puertas o ventanas, esos trozos los puedes usar como arma o almacenarlos para reciclarlos como madera.

    8. Tercera prioridad, metal maleable.

    Este es el tercer bien más escaso, bueno en realidad no es escaso, lo puedes encontrar en latas, armas rotas, utensilios de cocina… pero es que se usa mucho para mejorar. Mi consejo es que optimices tus salidas y sepas que inventario tienes, porque si por ejemplo vas sobrado de adhesivo o cuchillas, no uses esos huecos donde puedes poner objetos que te den metal o madera.

    9. Los enemigos de mis enemigos son mis… enemigos.

    Si, ya se que el dicho no es así, pero es que hay situaciones donde no te conviene elegir bando, pero si apoyar a uno en concreto. Imagina que quieres algo que está en la planta superior de una casa controlada por “La Torre” y sabes, por el canal 47 de la radio, que “Los Restablecidos” (la otra fuerza paramilitar que hay en la ciudad) estan por la zona y se esperan enfrentamientos. Pues una gran idea es ir en la retaguardia de los Restablecidos con un arco silencioso y echarles una mano a ganar el combate para luego tu tener via libre, o más despejada hacia tu objetivo.

    En otras ocasiones hay casas enfrentadas muy cerca, pues en estos casos puedes convocar una buena horda de zombis y pasar entre los dos bandos (siempre que no tengas disputas con uno de ellos) así los dos saldrán a la calle a matar zombis y acabarán pegándose tiros entre ellos abandonando sus puestos y rutas de guardia, lo que te va a venir genial para deslizarte en sitios que antes estaban muy protegidos.

    10. Optimiza tus salidas

    SI ya has hecho lo que venias a hacer, lo más prudente es largarte cagando leches, porque suele complicarse casi siempre, pero si lo tienes controlado y te sobra tiempo, vale la pena ir saqueando las distintas zonas de la ciudad antes de volver al refugio para optimizar el día.

    Cada vez que usas la barca para ir al refugio, se hace de noche y cada vez que duermes despiertas al día siguiente.

    No hay límite de días, pero cada vez hay más zombis y menos recursos, aunque tampoco es de escándalo y puedes vivir con lo que vas encontrando.

    Las zonas que saqueas en una visita luego tienen mucho menos recursos, pero algo sueles encontrar siempre.

    En el cementerio donde está tu base no pasa el tiempo, ni te cansas ni sufres hambre, pero si te acuestas de día se hará de noche y habrás perdido todo el día, date una vuelta aunque sea para aprovechar los días.

    Desde el cementerio hay un par de localizaciones donde se accede sin perder el día porque no “navegas” con tu barca y puedes ir incluso de noche, aunque la cosa, sobretodo en la iglesia, se puede poner bastante chunga.

    Ten en cuenta esto, así el tema de fabricar, reciclar, visitar a gente en el cementerio (ya me entenderéis) el parque o la iglesia, se pueden hacer de noche y no malgastar un día.

    11. Tómate días para saquear.

    Se puede hacer la historia directo a las misiones principales, pero te verás en situaciones con pocos recursos o armas poco efectivas. Vale la pena tomarse entre medias algunos días para saquear, desbloquear y mejorar armas tanto de fuego como de cuerpo a cuerpo.

    Tener o no tener una flecha con petardos puede ser la diferencia entre vivir o morir a manos de una horda que se ha concentrado en la puerta de la casa donde estás.

    12. Usa el camuflaje zombi

    Algunos zombis los verás con las tripas medio fuera. A estos si les das con el cuchillo en las tripas les puede coger trozos y guardarlos en la mochila. Esto va bien para embadurnarte y poder pasar “como zombi” entre grandes concentraciones de zombis.

    Lleva siempre un par en la mochila, por si se te hace tarde y tocan las campanas, poderte esconder y camuflarte para llegar con vida a la balsa.

    Ojo que si te ven aplicándote las tripas, o atacas a otro zombi o corres, te descubrirás y matando a ese que te ha pillado te vera otro y luego otro y se lía con mucha facilidad.

    Si se te va a acabar el camuflaje, busca un sitio escondido para volverte a camuflar o te pueden pillar.

    También es buena idea camuflarse para dar una vuelta de exploración a un campamento antes de atacarlo, ver posibles entradas, contar enemigos y ver sus rutas de guardia mientras no te molestan los zombis.

    Si vas de noche a la zona de la iglesia de San Vicente atravesando las catacumbas, a parte de no perder un día en esto, encontrarás muchas tripas de zombi por el suelo. Vale la pena arriesgarte un una visita de estas y tener en la caravana un buen surtido de tripas para llevar.

    13. Ten un pack básico en tu mochila

    Según tus habilidades, lleva determinadas cosas de repuesto o para emergencias en la mochila, te ocupa espacios que no tendrás para saquear, pero vale la pena.

    Mis indispensables eran: Un cuchillo o similar en la cintura y una pistola en la otra cintura. Un arma contundente en el hombro derecho y una de largo alcance, rifle o arco, en el lateral de la mochila. En la mochila siempre un par de vendas, tripas de zombi y un cuchillo de recambio. Medicamentos no solía llevar porque tampoco tenia mucho y comida no es muy común necesitarla a no ser que se alargue mucho el día o corras y luches mucho. Algún explosivo, cuando los tengas, también irán bien para situaciones de montoneras humanas o de muertos.

    14. Controla el estado de tus armas.

    Antes de salir echa un vistazo a la vida útil que le queda a tus armas y fabrica nuevas si ves que no te van a durar.

    Pero no te precipites en reciclar armas desgastadas, vale la pena dejarlas en el armero que tiene la caravana de tu base por si alguna vez te hace falta pegar un par de tiros solamente. En todo caso siempre estas a tiempo de reciclarlas si te hace falta algo urgente para mejorar una mesa.

    También es buena idea recoger alguna de las armas que sueltan los paramilitares para simplemente aprender su uso en la base, con tranquilidad y sin presiones. Algunas como el rifle de palanca o el de cerrojo tienen su miga a la hora de recargar, que no te pille en un mal momento sin saber como funciona el cacharro ese.

    15. Continuar o reiniciar

    Vas a morir, es un hecho, y no solo una vez si no varias. Cuando te aparezca el menú de pausa tómate un tiempo para ver que es más ventajoso, si has perdido poca cosa porque el saqueo no fue bien y derrochaste mucha munición, reinicia, pero si llevabas la mochila bien cargadita de cosas interesantes como partes de la historia o medicamentos, continua la historia, la mochila estará intacta con todas tus cosas en el sitio donde moriste, pero ojo, si vuelves a morir antes de recuperarla, todo se habrá perdido. Evalúa cada situación antes de elegir.

    16. Usa tu voz en el juego.

    Si activas el reconocimiento de voz en el menú, podrás llamar la atención de zombis o humanos cuando te interese sorprenderlos, pero ojo con ir de charreta mientras vas en modo sigilo.

    17. Calibra tus opciones.

    Sobretodo las de movimiento y usa la combinación que menos te maree o que te de mejor movilidad para escabullirte.

    Hay una opción “anti mareos” que crea un espacio negro alrededor de la pantalla, sobretodo cuando corres. Yo la fui reduciendo hasta no usar nada de este efecto y poder tener más ángulo de visión.

    También es buena idea subir un poco el brillo, porque en general el ambiente es muy tétrico y siempre se agradece un poco más de luz. El brillo se aplica muy bien e ilumina correctamente sin pecar de exceso de gamma.

    18. Escala o súbete a sitios elevados.

    No siempre podrás escapar de una horda que te rodea, pero debes tener en cuenta que puedes subirte a un coche y los muertos no trepan. No te aseguro que salgas con vida pero puedes tomarte un tiempo para descansar y cargarte unos cuantos antes de bajarte.

    También estate atento a los sitios escalables, he visto gente que se vuelve loca buscando una puerta cuando varias veces han pasado por delante de sitios obvios de escalada.

    Verás estos sitios con una leve pintura blanca en los bordes y van bien tanto para acceder a sitios inaccesibles como para entrar por sitios menos vigilados o simplemente para huir de los muertos.


    Hasta aquí los tips o consejos para sobrevivir en The Walking Dead Saints and Sinners. Tenia algunos más en una lista que no encuentro, por lo que si veo que falta algo iré ampliando.

    Dejadme vuestros consejos también para poder ampliar con las cosas que os fueron bien y pueden ayudar a otros supervivientes que se armen de valor para probar este estupendo juego.

Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Autor
    Respuestas
    • #12027
      JParra
      Organización
      Up
      0
      Down

      Consejo extra.

      Si no pilláis algo de la radio, para saber donde hay escuadrones patrullando, alijos de comida, suspensión o adelanto de la horda de zombis, cuando vais a la balsa y cogéis el mapa, pasando el dedo por encima de las localizaciones con el signo “?”, os mostrará lo que está pasando en ese momento y cuantos días quedan para que termine.

Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Debes estar registrado para responder a este debate.